Diseño de Ferrari para las cocinas

Un contrato a la Feria del Mueble de Milano de hace dos años. Este fue el punto de partida de la colaboración entre la empresa familiar de LLeida Hubelsa y la multinacional italiana Snaidero para abrir una tienda en Barcelona y comercializar cocinas de diseño bajo la marca Kook. Hubelsa, fundada hace más de 30 años, está especializada en la fabricación de cocinas de diseño y muebles para el hogar. De la alianza de las dos compañías, surge el proyecto para distribuir y vender cocinas de Paolo Pininfarina, diseñador que ha trabajado para Ferrari, Jaguar y Maserati.

Uno de los propietarios de Hubelsa, Àlex Banzo, comenta los activos que han hecho que la multinacional italiana confíe con su empresa. “Traemos más de tres décadas de experiencia en el mercado de las cocinas de diseño a medida y personalizadas y Snaidero buscaba un colaborador que le realizara el dibujo, la distribución, la venta técnica, el montaje y la postventa del suyos productos”. Fruto de esta necesidad, a la Avenida Diagonal se inaugurará una tienda de 150 metros cuadrados denominada Kook Barcelona.

El hecho de que el nuevo establecimiento esté situado en lo alto de Barcelona no es casual. “Snaidero quiere llegar a un segmento alto de consumidor, mientras que nuestros productos están dirigidos a una clase mediana”, explica Banzo. De este modo, la tienda tendrá dos plantas: la baja, donde se venderán la docena de modelos de la firma italiana, y la primera planta, donde Hubelsa comercializará sus cocinas bajo la marca Okya Hombre Solutions. El propietario de Hubelsa aclara que la estructura del negocio impedirá que una compañía compita con el otro.

Nosotros siempre habíamos fabricado cocinas a medida, pero a raíz del inicio de la crisis, diversificamos nuestra gama de productos, ampliándola a los armarios empotrados, la carpintería o los muebles para el baño”, recuerda Banzo. Este cambio de orientación es el que los ha permitido la alianza con Snaidero, de forma que “cubriremos todo los segmentos de mercado del mundo de las cocinas. Los diseños inspirados en las curvas de Ferrari, los colores y la pintura metalizada se venderán por una parte, y por la otra nosotros comercializaremos nuestros modelos más económicos”.

Más allá de la colaboración con la compañía italiana, Banzo señala que el 2008 decidieron ampliar el foco de su actividad. “Ampliar líneas y games, diferenciándonos con muebles a medida y personalizados nos ha salvado de sufrir la crisis del sector”. Desde aquel momento, Hubelsa ha virado desde la construcción hasta la reforma integral de las viviendas y, el año pasado, facturó 1.5 millones euros. “La alianza con la empresa italiana nos dará un punto más de imagen y prestigio”, reconoce el propietario.

Banzo asegura que la compañía de Lleida ya hace 10 años que estableció las primeras reuniones y colaboraciones con dos empresas: una alemana y la otra la multinacional Snaidero. El caso de Hubelsa demuestra como veces de una simple conversación a una feria pueden surgir iniciativas inspiradas por el Cavallino Rampante. Ahora, Benzo piensa en nuevos mercados (la web de la firma está traducida al ruso) y en otros formatos de comercialización.

Deja un comentario